lunes, 5 de abril de 2021

Reseña: Cuando acaba el silencio - Lidia Fernández

 

Título: Cuando acaba el silencio

Autor: Lidia Fernández

Editorial: Ediciones Freya

Saga: -

Páginas: 426

Link de compra (Preventa del 5 al 15 de abril)

Sinopsis
Al acabar el quinto curso del conservatorio y dar su último concierto, Marina se ha quedado vacía de pasión, todos sus miedos la han vencido y el peso de los últimos meses la ha hundido por completo. Los aplausos del público ya no son suficientes para acallar lo que sufre por dentro.

Después de todo por lo que ha luchado y los años invertidos en mejorar, tocar la flauta travesera no tiene ningún sentido y su vocación queda hecha añicos. Lo único que importa es que se siente sola, que su vida se encuentra al borde del precipicio y que no quiere seguir intentándolo más.

Sin embargo, puede que no todo esté perdido.
Quizá la amistad, el amor y la música no se hayan terminado para ella.
Quizá el verano le reserve algunas canciones que aún pueda tocar.
Quizá todo mejore justo cuando acaba el silencio.

*Muchísimas gracias a la editorial por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

Cuando acaba el silencio es la primera novela de Lidia Fernández, y no sabéis las ganas que tenía de adentrarme entre sus páginas. Llevo siguiendo a la autora por redes desde hace bastante tiempo y cada vez que compartía fragmentos de esta historia, iba avivando esa llama dentro de mí de querer conocer su pluma porque ya esas pocas frases me parecían preciosas. Me hizo inmensamente feliz que anunciaran la publicación de ese proyecto al que le había ido siguiento la pista por Twitter y aún más que la editorial confiara en mí para reseñarlo. Antes de empezar, me gustaría mencionar que en la página web de la editorial se incluyen los trigger warnings de los temas sensibles que trata esta novela, para que lo tengáis en cuenta. También mencionar que hoy mismo empieza la preventa y que estará activa hasta el día 15 de abril.

Marina ha pasado buena parte de su vida tocando la flauta travesera y está a punto de acabar su quinto curso en el conservatorio. El problema es que, después de determinados sucesos de los últimos meses, ha perdido la pasión que tenía antes por la música. Ya no siente lo mismo y quiere rendirse. Lo que ella no sabe es que le espera un verano en el que todo cambiará y en el que, quizás, el silencio acabe. 

Si me conocéis un poco ya sabréis que me fascinan los libros de personajes en los que todo gira alrededor de ellos: sus sentimientos, cómo se enfrentan a los problemas, las relaciones que tienen con otros personajes. Cuando acaba el silencio es uno de esos libros tan especiales en los que parece que los personajes casi tienen vida propia de lo bien construidos que están y, al mismo tiempo, de lo humanos que son. Se nota muchísimo el cariño con el que la autora los ha escrito y lo importantes que son para ella, y os aseguro que también llegarán a ganaros vuestro cariño porque son maravillosos. 

Marina, la protagonista de esta historia, es un personaje muy especial y que me ha encantado gracias a lo valiente que es y, al mismo tiempo, lo vulnerable que es. Muchas veces no nos damos cuenta de esto, pero mostrarse vulnerable a los demás es otra forma de valentía. Ella está acompañada de tres personajes secundarios que influyen en su vida por diferentes razones y también de diferentes maneras. Héctor ha sido, sin lugar a dudas, mi favorito entre los tres porque en todo momento me pareció muy cercano. A pesar de los errores y las malas decisiones, me parece imposible no quererle. Elsa es una chica que al principio me llamaba mucho la atención y que se ganó mi cariño poco a poco, tras pequeños gestos y comentarios con los que terminó conquistándome por completo. Dani es un personaje complicado por muchas razones, pero cuenta con la misma profundidad que los otros secundarios. Me sorprendió muchísimo la cantidad de capas que tienen, los matices que se van desvelando a lo largo de las páginas y lo complejos que llegan a ser. 

Cuando acaba el silencio está narrado en primera persona desde la perspectiva de Marina, la protagonista, a través de dos líneas temporales. En primer lugar, tenemos los capítulos del presente en los que Marina se enfrenta a todo lo que lleva meses acumulando y lo que se podría decir la trama principal, acompañados de capítulos que nos narran hechos del pasado que terminaron conduciendo a la protagonista hasta el punto en el que se encuentra en el presente. Me pareció muy interesante y también inteligente al mismo tiempo la manera que tienen de intercalarse estos capítulos. La autora dosifica muy bien información sobre lo que pasó realmente, generando esta aura de misterio que te invita a seguir leyendo para descubrir el pasado y, así, poder entender el presente. 

Gracias a que la narración es en primera persona, resulta muy sencillo empatizar con Marina y entender lo que siente en cada momento. Por qué reacciona de esa manera ante determinada situación. De dónde viene ese miedo y esa falta de pasión por la música. En este tipo de historias, creo que la primera persona es la opción más acertada, y en este caso lo es todavía más porque conseguí meterme dentro de la piel de Marina y sentir lo mismo que ella. Su dolor, sus dudas, sus inseguridades, y también su felicidad y su alegría. 

Muy relacionado con esto último, no puedo hacer esta reseña sin hablaros sobre la prosa de la autora. No sabría describirla y, si lo intentara, estoy segura de que me quedaría corta, y es por eso que os invito a que lo descubráis por vosotros mismos. Simplemente diré que escribe con una sensibilidad capaz de rozar corazones, destrozándolos en los momentos difíciles y acariciándolos con esas frases tan preciosas. No es una prosa complicada, ni mucho menos, pero a veces no es necesario acudir a las metáforas y a estructuras complicadas para emocionar, y ella lo hace. 

Había leído muy pocos libros antes en los que la música tuviera tanta importancia, y ninguno la trata desde este punto de vista. Una buena parte del libro se sitúa en el Conservatorio, un escenario desconocido para mí y que me ha parecido muy novedoso y original, y también aparecen conciertos y clases de música que terminan de crear este ambiente que te envuelve y no te suelta. Además, esta historia viene acompañada de una banda sonora de canciones que se mencionan a lo largo de las páginas.

Cuando acaba el silencio trata muchos temas, algunos de ellos todavía bastante tabú tanto en la literatura juvenil como en la sociedad, y por eso creo que es una novela muy importante. No quiero entrar mucho en detalle, pero sí me gustaría mencionar que la salud mental tiene un papel imprescindible en esta historia y que está tratada desde un punto de vista que ayuda tanto a concienciar como a normalizar todo este tipo de cosas. El mensaje de esta historia es muy claro y te hace reflexionar sobre todos los temas que trata.

¿Qué deciros del final? Terminé con unas lagrimitas asomando de lo mucho que me emocionó y de lo reconfortantes que son las palabras de la autora, casi como un abrazo directo al corazón. 

Resumiendo, Cuando acaba el silencio es una novela autoconclusiva realista que trata unos temas complicados de la mejor manera posible, dejando un mensaje al lector y muchas reflexiones. Los personajes son de esos que te tocan el corazón y se quedan contigo incluso después de cerrar el libro, humanos y de verdad. La prosa de la autora es una auténtica preciosidad que consigue emocionar, y también destrozar corazones. No me cansaré de recomendar esta historia, creo que es muy importante y necesaria. 



domingo, 21 de marzo de 2021

Reseña: Las guerras de los cuervos (Guerras #2) - Laura G. W. Messer

 

Título: Las guerras de los cuervos

Autor: Laura G. W. Messer

Editorial: Ediciones Freya

Saga: Guerras #2

Páginas: 560

ALERTA: Spoilers del libro anterior
Desde que la Gran Guerra terminó hace cinco años gracias a que Shesh, la salvadora de Velaria, aplastó Menaes, el Mundo Conocido ha cambiado. Aunque ahora Niola tan solo es un pedazo más del vasto Imperio, que no se detiene en su afán conquistador, no todos en la capital se sienten cómodos con el poder que amasa la Mulierdona gracias a su hoja oculta: Cuervo.

Mientras que en la capital se tejen los entresijos del nuevo Imperio, hay quienes buscan que regrese la normalidad. En el Reino, los niolanos rebeldes se resisten a caer en el olvido y están decididos a luchar contra el yugo velariense con todo el poder de sus ondas.

Algo más lejos, huyendo del caos y la destrucción, Kuenre descubre que no puede ignorar quién es y, si quiere proteger a quienes ama, tendrá que superar sus miedos y plantarles cara siendo una nueva persona.

Seis sombras se ciernen sobre el mundo para aportar a las guerras un nuevo color: el negro de sus plumas manchadas de sangre.
 

*Muchísimas gracias a la editorial por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

Las guerras de los cuervos es la segunda parte de una trilogía de fantasía que empezó con Las guerras de la alianza. La verdad es que la primera parte me gustó bastante y disfruté especialmente de esa mezcla de fantasía bélica con un toque un poco más político, además de la magia y el mundo tan originales que había construido la autora. Si es cierto que me pareció un libro bastante introductorio y eso es totalmente normal porque al final y al cabo se trata de la primera parte de una trilogía. Es por eso, y también por el apoteósico final, que tenía muchas ganas de sumergirme en su continuación, ya conocidos los personajes y la historia. 

Seis años después de los acontecimientos que cerraron Las guerras de la alianza, la autora empieza contándonos qué es lo que pasó durante ese tiempo, dónde se encuentra cada personaje y qué ha sido de ellos. Esto es algo que, junto al glosario con los nombres de todos los personajes que aparece al principio del libro, agradecí mucho porque es una historia con muchos nombres y muchas tramas. El inicio es lento, no lo voy a negar, pero también necesario. 

En este segundo libro se añaden varias perspectivas nuevas que nos ofrecen una visión mucho más amplia de todo lo que está pasando en los distintos lugares por los que se encuentran distribuidos los personajes. Si es cierto que algunos puntos de vista me engancharon más que otros, pero creo que todos aportan algo a la historia y terminan siendo muy necesarios. Sin duda mis capítulos favoritos son los narrados desde los ojos de Shesh y Cuervo, también mis dos personajes favoritos, porque la trama me resultaba más atractiva y porque los personajes en sí me interesaban mucho más.

De nuevo, lo que más destaco son los personajes y el increíble trabajo que ha hecho la autora al desarrollarlos. En primer lugar, Shesh es una protagonista increíble y también muy interesante porque, como ya mencioné en la reseña anterior, no es ni buena ni mala. Se encuentra en este tono gris en el que sus motivaciones son buenas, pero las cosas que hace para conseguir sus objetivos no tanto. Además, es muy inteligente y siempre va un paso por delante de los demás. Carga con mucho sobre su espalda y, aún así, se mantiene fuerte y sigue luchando. No le faltan defectos, eso es verdad, pero al fin y al cabo eso es lo que hace que los personajes sean más humanos. Por otro lado, Cuervo es otra maravilla de personaje que cuenta con mucha profundidad y que en esta segunda parte también con un poco más de protagonismo, lo cual agradezco porque es sin duda mi favorito. Me ha encantado conocerlo más a fondo y también presenciar su relación con otros personajes.

Hay algunos personajes como, por ejemplo, Kuenre y Gua que en la primera parte tuvieron su importancia, pero a mí me dio la impresión que más bien estuvieron relegados a un segundo plano, pero en esta segunda se profundiza mucho más en ellos. Cada uno tiene su trama y su historia individual. A pesar de que al principio se me hicieron algo lentas y no me interesaban demasiado, han terminado convirtiéndose en dos pilares muy importantes de esta historia. Además de ellos, aparecen personajes nuevos que, en mi opinión, brillan muchísimo y que me llamaron la atención desde el primer momento.

Las guerras de alianza contó con una gran carga bélica mezclada con unos primeros toques de política, pero Las guerras de los cuervos deja atrás las batallas y los enfrentamientos directos para dar paso a una historia llena de conspiraciones, traiciones y mucha tensión política entre los diferentes personajes que van calentando el ambiente para lo que se viene después. Debo admitir que no suelo adentrarme en demasiadas historias con una gran carga política, suelo preferir la acción, pero la autora sabe cómo mantener la intriga. Hay conversaciones que en un principio no parecen demasiado relevantes y que acaban teniendo su importancia, todo está ahí por una razón y me resultó muy satisfactorio que las piezas se encajaran poco a poco. 

Me alegra mucho que en esta segunda parte hayamos explorado nuevos rincones del mundo que ha creado la autora y que también se nos presenten más detalles del worldbuilding como, por ejemplo, los Corvus Amon. Esta organización de asesinos ya había aparecido anteriormente, pero es en esta segunda parte donde cobran muchísima importancia y donde se nos da mucha información sobre ellos, lo cual agradecía porque me generaban mucha curiosidad. Algo que sí he echado un poco de menos es la magia que tanto me fascinó en el primer libro gracias a su originalidad y a lo interesantes que me parecieron las escenas entre dos aliados que luchaban juntos. Dejando eso de lado, el mundo sigue siendo igual de fascinante, basado en el Antiguo Egipto y el Imperio Romano, y resulta muy sencillo perderse por él y dejarse llevar. 

En esta segunda parte me ha pasado algo parecido que con Las guerras de la alianza. La primera mitad se me hizo bastante lenta y me costó avanzar en la lectura, pero una vez empiezan a tener lugar sucesos muy interesantes que desencadenan todo lo que viene después no pude parar de seguir avanzando en los capítulos. Además, la prosa de la autora me parece que encaja muy bien con el tipo de historia que nos está contando y me ha dado la impresión que en esta segunda parte describe mucho más los sentimientos de los personajes, y eso es algo que me encanta.

Para terminar la reseña simplemente quería mencionar que los últimos capítulos son brutales y que el final me ha dejado con muchísimas ganas de adentrarme en la tercera parte que se publicará a finales de este año. 

Resumiendo, LAs guerras de los cuervos es una segunda parte de trilogía con mucha más política y traiciones por la espalda. Los protagonistas son de los mejores que he leído, muy complejos y con sus sombras. También cabe destacar la originalidad del mundo que sigue expandiéndose y haciéndose más complejo. A pesar de que me costó bastante meterme dentro de la historia, terminé bastante enganchada y todo merece la pena por ese final tan espectacular. 



miércoles, 10 de febrero de 2021

Reseña: Los hijos del rey - Shelby Mahurin

 

Título original: Blood and honey

Título: Los hijos del rey

Autor: Shelby Mahurin

Editorial: Puck

Saga: Asesino de brujas #2

Páginas: 512

Sinopsis
ALERTA: Spoilers del primer libro
Adonde ella vaya, él irá.
Donde ella se quede, él se quedará.
Hasta que la muerte los separe.

Lou, Reid, Coco y Ansel huyen no solo del aquelarre, sino también del reino y de la Iglesia. Son fugitivos y no tienen donde ocultarse.

Para sobrevivir, necesitan aliados. Y unos muy poderosos. Pero mientras Lou se preocupa cada vez más por salvar a sus seres queridos, se adentra en el lado oscuro de la magia. Y el precio a pagar podría ser la persona a la que más teme perder: Reid.

Ellos están unidos por un juramento y solo existe una cosa que puede separarlos: la muerte.

*Muchísimas gracias a la editorial por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

Los hijos del rey es la segunda parte de la trilogía Asesino de brujas. La primera parte, La bruja blanca, se convirtió en una de mis mejores lecturas del año pasado gracias a lo mucho que me enganchó y a lo diferente que me resultó. La verdad es que no había leído ningún libro sobre brujas con anterioridad que realmente me pareciera interesante y me gustara tanto como me gustó, así que fue casi como un soplo de aire fresco dentro del género de la fantasía, por lo menos para mí. Si le habéis echado un vistazo a mi reseña de la primera parte, sabréis que el final me sorprendió y que me dejó con unas inmensas ganas de más. Después de un año de larga espera, por fin he podido continuar con esta historia que, por desgracia, no ha sido todo lo que estaba esperando. 

Después de huir de Césarine, Lou y Reid permanecen escondidos en un campamento en el interior del bosque porque se han convertido en unos fugitivos. Escapan de las brujas, lideradas por Morgane Le Blanc, pero también de los chasseurs a los que Reid una vez perteneció. Para sobrevivir, se ven obligados a aliarse con criaturas que no tienen a las brujas en demasiada buena estima y a trazar un plan para derrotar a Morgane, antes de que acabe con la vida de su hija. El problema es que Lou, para proteger a sus seres queridos y acercarse a la victoria, se adentrará en el lado oscuro de la magia, poniéndose en peligro a ella misma, y también a los de su alrededor. 

Créditos al artista
En mi opinión, una de las mejores cosas que tiene este libro en concreto, al igual que su antecesor, son los personajes. Se nota el tiempo y el esfuerzo que la autora le ha dedicado a cada uno de ellos para darles profundidad y también para aportarles humanidad, de manera que resulta imposible no empatizar con ellos, incluso cuando no se está de acuerdo con las decisiones que toman. Por un lado, Lou sigue siendo esa protagonista fuerte que tanto me conquistó en la primera parte, pero a lo largo de las páginas de esta continuación sufre una evolución muy grande que la ha convertido en un personaje todavía más interesante y complejo. Poco tiene que ver con la Lou que encontramos al principio de La bruja blanca, pero sigue manteniendo su esencia, y creo que eso es muy importante. Por otro lado, Reid ha seguido conquistándome y de verdad que me fascina su psicología, sus debates internos y los demonios que le acechan después de todo lo ocurrido en la primera parte. Otro personaje que, en mi opinión, es muy completo y que, a pesar de estar acompañado de una protagonista súper potente, no se queda atrás y destaca mucho por sí solo. 

Con respecto a los personajes secundarios, me ha dado impresión de que Los hijos del rey ahonda mucho más en ellos, y eso es algo que me ha encantado. Apenas pude conoceerlos en La bruja blanca, y es por eso que agradezco haber podido pasar un poco más de tiempo con ellos, descubriendo detalles que no sabía y también disfrutando de sus historias individuales, más allá de los dos protagonistas. Destacar de nuevo a Ansel porque me transmite muchísima ternura y no podía evitar sonreír cada vez que aparecía. También mencionar a Coco que ha tenido una subtrama bastante interesante y que me ha ayudado a empatizar con ella y a ciertos personajes que aparecen nuevos y que le dan un soplo de aire fresco a la historia. 

Los hijos del rey está narrado en primera persona desde la perspectiva de los dos protagonistas lo cual es algo que personalmente me parece una gran idea porque permite que el lector pueda entender las dos caras de la misma moneda. Creo que es especialmente interesante porque Lou y Reid son dos personajes muy diferentes, prácticamente opuestos, y por ello el contraste entre la manera que tiene cada uno de interpretar las situaciones y de reaccionar es brutal y, sin duda, uno de los puntos fuertes que tiene este libro. En La bruja blanca disfruté más de los capítulos de Reid, pero en esta segunda parte han estado bastante igualados porque ambos han cambiado y las dos perspectivas me parece que tienen matices que son necesarios conocer de las evoluciones que van sufriendo a lo largo de las páginas. 

Créditos al artista
El principal problema que tuve con este libro fue que no consiguió engancharme, en contraposición con la primera parte. Se podría decir que devoré La bruja blanca en cuestión de un par de días, en plena época de éxamenes, debido a lo metida que estaba dentro de la historia y a que no paraban de suceder cosas que me dejaban con casas de adentrarme en el siguiente capítulo. Con Los hijos del rey me pasó lo contrario. Los giros argumentales y las frases finales de los capítulos no conseguían generarme la suficiente curiosidad como para animarme a seguir leyendo, y es por eso que tardé bastante que tardé bastante en terminar este libro. Quizás tenga algo que ver que esta segunda parte es muy diferente a la primera en cuanto a la trama se refiere. Lo que más me molesta es que el nuevo rumbo que toma la historia me parece muy interesante y se exploran aspectos de la ambientación y el worldbuilding en los que realmente quería profundizar, pero, por alguna razón, no he conseguido engancharme y eso ha disminuido mucho mi disfrute de la lectura.

Como acabo de mencionar, Los hijos del rey ahonda mucho más en todo lo que viene siendo la construcción del mundo y desvela mucha información importante sobre las brujas y también otras criaturas, cosa que me había faltado un poco en la primera parte que, sobre todo, se había centrado en el romance. Creo que la autora ha dado un paso más allá en lo referente a la ambientación y el worldbuilding, y eso se agradece, porque me parecen muy interesantes y también con un gran potencial. Se explora mucho más el tema de que la magia tiene sus consecuencias, que me había llamado mucho la atención en la primera parte, y también los personajes emprenden un viaje por lugares nuevos que ayudan a expandir la ambientación que sigue recordando a Francia. 

Para terminar la reseña, mencionar que el final fue un no parar de acontecimientos y sorpresas que me rompieron un poco el corazón y que, por supuesto, me dejaron con muchas ganas de más. 

Resumiendo, Los hijos del rey es una segunda parte que me ha decepcionado un poco y que no me ha encantado tanto como su antecesor. Los protagonistas son muy complejos y cuentan con una evolución asombrosa, acompañados de unos secundarios a los que se les da mucha más importancia. Mi principal problema fue el ritmo y que no conseguí engancharme hasta prácticamente el final, pero el worldbuilding se explora mucho más y las últimas páginas son muy sorprendentes. 

martes, 2 de febrero de 2021

Reseña: Rebelión roja - Lucía G. Sobrado y Cristina Prieto Solano

 

Título: Rebelión roja

Autor: Lucía G. Sobrado y Cristina Prieto Solano

Editorial: Roomie ediciones

Saga: -

Páginas: 366

Eria es mercader en la ruta comercial entre la Tierra y Marte. Su mayor preocupación es hacer el viaje lo más corto posible para regresar con su familia, pero el estallido de la rebelión y el cierre de la estación interplanetaria la obligan a solicitar ayuda a la Mafia Roja.

Dante se unió a la organización con un único objetivo: demostrarle a su padre que su discapacidad no lo define. Después de años viviendo en las sombras se ha convertido en un miembro clave de la mafia y es temido por todos.

Cuando tienes las horas contadas en un planeta que no te quiere solo por ser quien eres, ¿qué precio pagarías por tu libertad?

*Muchísimas gracias a la editorial por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

Rebelión roja es un libro autoconclusivo que pertenece al género de la ciencia ficción escrito a cuatro manos por dos autoras que ya publicaron anteriormente historias en solitario. La verdad es que yo no había leído nada de ninguna de las dos, pero tenía ganas de hacerlo desde hacía tiempo. Es por eso que, cuando empecé a colaborar con la editorial, no pude evitar solicitar un ejemplar de esta novela que han co-escrito y de la cual había visto opiniones muy buenas por las redes sociales. Debo admitir que no soy una ávida lectora de ciencia ficción, si lleváis un tiempo por aquí ya sabréis que soy una apasionada de la fantasía, pero desde hace tiempo tenía ganas de introducirme en este género y empezar a consumirlo más. Creo que no he podido escoger una mejor lectura para ello. 

Eria, que tiene como prioridad a su hermano pequeño y a su abuela, viaja continuamente a Marte para poder mantener a su familia. Intenta pasar el menor tiempo posible en el planeta rojo siempre que tiene que entregar sus mercancías para poder regresar a casa, pero durante uno de sus viajes se queda atrapada después de que una rebelión, que llevaba años gestándose, estallara. Dante, que forma parte de la Mafia, es el hijo del responsable de la rebelión y no está de acuerdo con las decisiones de su familia, habiéndose alejado años atrás. ¿Qué pasará si el camino de estas dos personas tan diferentes se cruzan y se ven obligados a ayudarse mutuamente? 

En primer lugar, quería hablaros un poco sobre los personajes de esta historia porque todos me parecieron muy complejos y creo que las autoras han hecho un muy buen trabajo con ellos. Los dos protagonistas son muy diferentes entre sí, lo cual genera un contraste muy interesante en las conversaciones que mantienen y en sus encuentros, y cada uno de ellos sufre una evolución bastante importante a lo largo de las páginas, lo cual ya sabéis que es algo imprescindible para que termine de creérmelos. La verdad es que no tuve ningún problema a la hora de conectar y de empatizar con sus situaciones personales y sus maneras de enfrentarse a los problemas. Tienen una moralidad algo cuestionable y ya sabéis que a mí este tipo de personajes me apasionan. 

Por un lado, tenemos a Eria, una mercader que, por encima de todo, quiere mantener a su familia a salvo y pasar el mayor tiempo posible con ellos. Cuando la vida la conduce por otro camino y la aleja de su hermano y su abuela, intentará por todos sus medios volver a casa, sin importar las consecuencias y a quién haga daño en el camino. Debo admitir que Eria es un personaje algo complicado porque muchas veces hace cosas con las que no estoy de acuerdo y su manera de ser me chocaba bastante. Sinceramente, no me caía especialmente bien al principio, pero terminé cogiéndole un cariño inmenso. De la misma manera, sus primeros capítulos no me parecían especialmente interesantes y no terminaban de engancharme, pero a medida que la trama se iba poniendo en marcha, terminé muy metida dentro de su historia y sus capítulos se volvieron mucho más trepidantes. 

Por otro lado, Dante es un personaje que me llamó la atención desde el principio por esa aura misteriosa que lo rodea en sus primeras apariciones, y que lo sigue acompañando también después, y del que terminé totalmente prendada. Tampoco es un personaje fácil de entender, pero sus decisiones me parecieron comprensibles y creo que es imposible no empatizar gracias a lo bien construido que está. Me pareció más complejo que Eria, aunque ella también lo sea, porque está lleno de capas y de detalles que lo convierten en un protagonista súper interesante y que, además, representa una condición con la que yo por lo menos no estoy familiarizada y creo que esta representación está muy bien llevada por parte de las autoras. 

Además de los dos protagonistas, Rebelión roja cuenta con unos personajes secundarios que tampoco se quedan atrás y que me encantaron. Cabe destacar, sobre todo, a los dos mejores amigos de Dante: Akihito y Johanna. El trío que forman estos tres y la relación tan cercana y especial que comparten me conquistó y me encantaron todas estas escenas entre ellos. Si me tengo que quedar con uno, creo que me quedaría con Akihito porque me hizo reír muchísimo con sus bromas y su humor. Creo que es imposible no quererlo y necesitar abrazarlo bien fuerte.

Dejando de lado a los personajes, otro punto fuerte de esta novela es su ambientación. La Tierra prácticamente se ha convertido en un vertedero de basura en el que el aire está muy contaminado y la vida es muy pobre, mientras que Martes es el planeta de la prosperidad y el progreso. El contraste tan grande que hay entre ambos y la sociedad que las dos autoras han creado me parecen muy interesantes y, al mismo tiempo, originales porque no había leído antes ningún libro similar. La sociedad y el worldbuilding me parece muy completo y que la información se va dando poco a poco, de manera que es fácil de asimilar y no resulta demasiado abrumadora. Además, la propia ambientación y las descripciones sobre los lugares en los que va transcurriendo la acción juegan un papel muy importante y te permiten perderte por el planeta rojo y realmente sentir que estás allí, rodeado de tecnología. La ciencia ficción es muy suave así que, si sois como yo y no habéis leído demasiados libros de este género antes, no os preocupéis porque todo se entiende perfectamente. 

Rebelión roja es una novela que mezcla política, la justa y necesaria para entender la situación y que no se haga pesado, con mucha acción y aventuras. Si es cierto que los primeros capítulos quizás son un poco más lentos porque se está haciendo una presentación tanto de los personajes como del conflicto, pero a partir de un punto determinado el ritmo se acelera y la historia se convierte en un no parar de acontecimientos y escenas de acción que me tuvieron al borde de la silla. Creo que la pluma de las autoras ayuda mucho a que las páginas vuelen porque los diálogos son muy ágiles y las escenas de acción están muy bien escritas. 

Para terminar, simplemente comentar que las últimas páginas son una auténtica locura y los giros argumentales me dejaron con la boca abierta, y el corazón algo roto. El final me sorprendió y no terminó siendo el que yo esperaba, pero creo que la decisión de las autoras ha sido acertada y que no podría haber sido de otra manera. 

Resumiendo, Rebelión roja es una novela autoconclusiva de ciencia ficción perfecta para los que quieran iniciarse en el género. Protagonistas con una complejidad impresionante, bien acompañados de secundarios a los que es imposible no querer. ambientación muy inmersiva del planeta rojo con una sociedad compleja y bien explicada. Política, acción y aventuras mezcladas en su justa medida para que el ritmo resulte trepidante y la lectura muy ágil. 

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Las guerras de la alianza (Guerras #1) - Laura G. W. Messer

Título: Las guerras de la alianza

Autor: Laura G. W. Messer

Editorial: Ediciones Freya

Saga: Guerras #1

Páginas: 496

El caos se desató primero en Crovar: la tensión que allí se respiraba estalló y desencadenó el inicio de la Gran Guerra. Hasta entonces, el Reino de Niola nunca había llevado su magia al otro lado del mar, por lo que también es la primera vez en siglos que una nación tiene la osadía de enfrentarse al Imperio de Velaria.

Kuenre despierta en medio de la batalla tras perder la mitad de su ser, su mejor amiga y pareja romántica y mágica. De la noche a la mañana, se ve obligado a trabajar con Tais, una mujer de la familia real que estuvo en Crovar cuando la calma se rompió y cuyo único interés es regresar al combate.

Mientras tanto, una sombra se mueve entre los cadáveres de los caídos y el imperio se resiste a ceder ante la magia.

El Mundo Conocido se tambalea y todo va a cambiar; la única solución para sobrevivir es que el reino permanezca unido.
 

*Muchísimas gracias a la editorial por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

Las guerras de la alianza es la primera parte de la trilogía Guerras, una historia de fantasía con tintes bélicos y políticos a partes iguales que leí junto a otros compañeros bloggeros en las redes sociales mediante una lectura conjunta que organizó la editorial y Sandra del blog Ciudad de los libros, La verdad es que me llamó mucho la atención desde que anunciaron su publicación porque me parecía que era totalmente mi tipo de lectura y me dio la impresión de que podría llegar a encantarme así que no dudé ni un segundo a la hora de apuntarme a esta lectura conjunta. 

Kuenre se despierta después de haber perdido a su aliada, que también era su pareja y su mejor amiga, durante una batalla entre el Reino de Niola y el Imperio de Velaria. Todavía dolido por la muerte de su aliada con la que compartía una relación tan especial, vinculados por la magia, se ve obligado a tomar a Tais como su nueva aliada para poder continuar con la batalla. Intentando lidiar con el duelo y con sus sentimientos derivados de la pérdida de su antigua aliada, tendrá que trabajar junto a Tais, una mujer misteriosa y con un pasado turbulento, para enfrentarse a sus enemigos y sobrevivir. 

Los protagonistas de esta historia son muy complejos y están muy bien construidos, un punto muy a su favor. Lo interesante es que ninguno de ellos es totalmente bueno, y tampoco totalmente malo. Todos son los llamados morally grey characters (personajes de moral ambigua) que en lugar de ser negros/blancos se encuentran dentro de una escala de grises y eso es algo que a mí me encanta porque me parece muy realista. De hecho me pareció muy curioso que al principio del libro tenía una percepción concreta de un personaje y después cambió por completa a medida que lo fui conociendo y a medida que fue avanzando la historia. Me quito el sombrero ante el gran trabajo que hizo la autora con los protagonistas, porque sí es verdad que los secundarios no tienen tanta profundidad. Mi favorito fue sin duda Cuervo porque creo que es el más interesante y su punto de vista da mucho juego. 

Narrado en tercera persona desde la perspectiva de cuatro personajes diferentes, Las guerras de la alianza está dividida en dos partes muy bien diferenciadas, tanto por el contenido como por los propios personajes que aparecen y que tienen protagonismo. La primera se me hizo un poco confusa porque el mundo que ha creado la autora es complicado y a parte de los cuatro protagonistas hay muchos personajes secundarios que también tienen su importancia así que me resultó un poco difícil aprender quién era cada uno y entender cómo funcionaba el mundo. Es por eso que la primera parte, en general, me resultó algo lenta y me costó un poco avanzar en la lectura, pero en la segunda parte me resultó todo me resultó mucho más ameno porque ya estaba metida en el mundo y ya conocía en mayor o en menor medida a los personajes. En esta segunda parte creo que el ritmo mucho es más dinámico, combinando escenas de accion con unas más políticas y de ir forjando tensiones, que es algo que me encanta. Aún así también encontré algún capítulo que no me resultó tan atrapante como los otros, pero, en general, estuve bastante enganchada y con ganas de querer saber más. 

Una de las cosas que más me gustaron de este libro es su sistema de magia. No voy a comentar nada en concreto porque creo que es mejor que lo descubráis por vosotros mismos. Simplemente mencionar que me pareció muy original, por lo menos yo no había leído nada parecido con anterioridad, y me despertó mucha curiosidad desde el principio. Muy relacionado con el sistema de magia, también cabe destacar el worldbuilding. El Imperio de Velaria y el Reino de Niola están inspirados en las culturas romana y egipcia respectivamente, lo cual es un punto de partida muy potente y que creo que está muy bien aprovechado. A pesar de que me gustó mucho la construcción del mundo, también es cierto que me faltó información en algunos puntos para ampliar un poco más mis conocimientos sobre temas a los que quizás no se le dan tanta importancia. Por ejemplo, me faltaron explicaciones sobre el sistema de magia porque no se termina de profundizar en ello, sobre cómo funcionan exactamente las dos sociedades. Entiendo que es la primera parte de una trilogía y que probablemente aprendamos todas estas cosas más adelante, ya estoy deseando seguir descubriendo este mundo. 

La forma de escribir de la autora me parece perfecta para la historia que está contando porque es un estilo muy serio con vocabulario sin ningún tipo de filtro y frases fuertes que ayudan mucho a crear esa atmósfera de crudeza que refleja la guerra y también las tensiones que hay. Los diálogos son muy inteligentes y lo que me fallaron fueron un poco las descripciones porque son más bien escasas y me hubiera gustado poder imaginarme mejor los escenarios en los que se encuentran los personajes. Quitando eso, me gustó mucho su manera de escribir y sin duda seguiré leyendo cosas suyas. 

Para terminar la reseña, decir que en los últimos capítulos pasan muchísimas cosas y que queda todo abierto para la segunda parte que se publica el año que viene y que estoy deseando leer. Si es cierto que me esperaba que las cosas terminaran así y los giros argumentales también los vi venir, pero eso no le quita el impacto a todo lo que pasa y no evitó que me quedara con la boca abierta. 

Resumiendo, Las guerras de la alianza es una primera parte de trilogía algo introductoria y que al principio se hace un poco lenta, pero que después mejora mucho hasta convertirse en una lectura adictiva. Unos protagonistas grises muy complejos que resultan muy interesantes. Un worldbuilding y un sistema de magia originales y que me hubiera  gustado conocer un poco más. Una prosa que encaja perfectamente con la historia y que te envuelve en una atmósfera de guerra y traiciones. Un final abierto que deja con ganas de más. 




miércoles, 16 de diciembre de 2020

Reseña: La isla de Gerde - Rosa Moreno

Título: La isla de Gerde

Autor: Rosa Moreno

Editorial: Ayaxia ediciones

Saga: La isla de Gerde #1

Páginas: 443

«Me llamo Erika»
Y, con estas tres simples palabras, la vida de Marc Sullivan da un giro radical tras aceptar irse a vivir con su tío a Costa Rica.
Hasta ahora, Marc solo tenía dos preocupaciones: pasar de curso y evitar ser el centro de los cotilleos en el instituto. Y siempre le ha ido bien.
Ella lo cambia todo.
Cuando Erika es secuestrada, Marc se unirá a Lia, una guerrera nata, y a Alexei, un misterioso chico que parece mucho más interesado en Erika que los propios secuestradores...
Marc lo tiene claro: si quiere sobrevivir, tendrá que matar. Si quiere salvar a los demás, tendrá que morir luchando.
Porque averiguar la verdad va mucho más allá de comprender que secretos que giran en torno a ella.

*Muchísimas gracias a la editorial y a la autora por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

La vida de Marc cambia por completo el día que dejá atrás su casa, el colegio y a su madre para vivir en Costa Rico junto a su tío, un hombre al que lleva años sin ver y que le pide ayuda para un asunto que tiene entre manos. Allí conoce a Erika, una chica de procedencia desconocida que enseguida capta su atención y que termina siendo secuestrada. Marc se ve obligado a trabajar en equipo con Lia, una chica capaz de darle una paliza a cualquiera que se interponga en su camino, y Alexei, que no le da buena espina. Para sobrevivir, tendrán que dejar de lado sus diferencias y también atreverse a tomar decisiones difíciles, puede que incluso a matar y a dejar de lado la inocencia. 

La isla de Gerde es la primera parte de una saga de aventuras con cuatro protagonistas a los que se llega a conocer bastante a fondo, sobre todo a Marc y a Erika. Si es verdad que Lia y Alexei quedan relegados a un segundo plano en algunas ocasiones y que me hubiera gustado ahondar más en ellos individualmente, pero aún así terminé bastante satisfecha con el desarrollo que tienen. De hecho, me resultaron mucho más interesantes ellos dos que Marc y Erika, a los que se les da más importancia. Sus formas de ser y de comportarse me llamaron más la atención y creo que resultan más novedosos y diferentes. 

Uno de los problemas que tuve con este libro fue que no conseguí conectar con ninguno de los personajes. A pesar de que, por ejemplo, Lia y Alexei me parecieran interesantes, me faltó algo para terminar de empatizar y de sentir esa conexión con ellos para que realmente me metiera en la historia. Sobre todo me pasó con Marc y Erika que me resultaron algo predecibles y también me dio la sensación de que no tenían tanta complejidad y que se quedaban más bien planos. Por culpa de esto, aunque hubiera mucha tensión en una escena, no consiguía impactarme de la misma manera que si los personajes me hubieran calado hondo y realmente me afectara que les sucediera algo. 

Narrados en tercera persona, los capítulos tienen una longitud que a mí me resulta muy cómoda de leer y, además, están divididos a su vez por escenas que si es verdad que a veces se me hacían demasiado cortas. Todo esto ayuda a que la trama vaya avanzando a buen ritmo y que las páginas se pasen muy rápido. A mí sobre todo me enganchó al principio gracias a que hay bastante misterio rodeando a Erika y a todo lo relacionado con ella, pero después, aunque la historia se volvió más interesante, no me consiguió atrapar tanto. 

La isla de Gerde combina capítulos en los que rebosa la acción y las aventuras con otros mucho más personales y cotidianos en los que los personajes van entablando relación con los demás. La verdad es que las escenas con peleas y en las que la tensióno aumentaba estuve bastante enganchada y con ganas de seguir leyendo, pero también tengo que admitir que cuando el ritmo se volvía más pausado me costaba un poco avanzar en la lectura porque, como ya mencioné antes, por alguna razón los personajes no me llegaron. 

La forma de escribir de la autora me ha gustado mucho porque no se detiene a hacer largas descripciones que resultan innecesarias, sino que más bien va al grano con lo que quiere contar y destacan bastante los diálogos tan dinámicos que se producen entre los personajes. Las escenas de acción me parece que también están muy bien escritas, resulta fácil imaginar lo que están haciendo los personajes y también resultan muy entretenidas de leer. 

El final es trepidante, un no parar de acontecimientos que desembocan en unas últimas frases que lo dejan todo preparado para la segunda parte.

Resumiendo, La isla de Gerde es la primera parte de una saga de aventuras con cuatro protagonistas muy diferentes que le aportan algo distinto a la historia. Me faltó algo de profundidad y también llegar a conectar con ellos y eso me dificultó algo la lectura, pero el ritmo es muy bueno, sobre todo durante las escenas de acción, y la forma de escribir de la autora muy ágil. 


domingo, 22 de noviembre de 2020

Reseña: El chico de la bañera - Gema López Sánchez

Título: El chico de la bañera

Autor: Gema López Sánchez

Editorial: Autopublicado

Saga: El chico de la bañera #1

Páginas: 217

«Notó los brazos de ella rodeando su pequeño cuerpo. Las manos suaves y femeninas ascendiendo por las caderas hasta posarse en su pecho, a la altura del corazón. Habría podido ser una postura muy romántica…

Si no fuera porque acto seguido le empujó con toda su fuerza para tirarle por la borda.»

Dante siempre supo que su viaje de fin de curso sería inolvidable, pero nunca imaginó hasta qué punto. Al abrir los ojos y encontrarse completamente solo en una bañera desconocida, con dolor en cada célula de su cuerpo y una enorme aleta de pez en lugar de piernas, comprendió que nada volvería a ser como antes.

*Muchísimas gracias a la autora por el envío del ejemplar


Opinión personal sin spoilers

Creo que si me conocéis un poco ya sabréis que tengo debilidad por todo tipo de criaturas sobrenaturales y que, de hecho, las sirenas son de mis preferidas de leer. Es por eso que cuando la autora se puso en contacto conmigo por si me apetecía leer y reseñar su historia, no me pude resistir. 

Dante es un joven de dieciséis años con una discapacidad física por lo que tiene que andar con muletas y también depender bastante de las personas de su alrededor para algunas cosas. Se embarca en un crucero junto a sus compañeros del instituto pensando que será un viaje como otro cualquiera, pero no sabe lo equivocado que está. Una mujer misteriosa lo empuja por la borda y, cuando se despierta en una bañera desconocida, ha pasado un año desde que se cayó en el mar y, lo más importante de todo, sus piernas han sido sustituídas por una cola de pez. ¿Cómo es eso posible y por qué nadie recuerda quién es? 

El chico de la bañera está narrado en tercera persona desde la perspectiva de varios de los personajes que aparecen en esta historia, pero sobre todo se le da protagonismo a Dante y a sus conflictos, tanto externos como internos. Dante me pareció un personaje muy interesante y con el que, a la vez,
es muy sencillo empatizar debido a su situación personal. Creo que es un buen protagonista al que resulta muy fácil seguir y simplemente dejarse llevar. Por otro lado, Anthea es una chica que un día se encuentra a un desconocido en su bañera con una cola de pez, así que ya os podéis imaginar que su vida cambia por completo después de eso. La verdad es que con ella tuve algunos problemas porque me costaba mucho entenderla, tanto sus decisiones como su manera de ser. Dejando un poco esto de lado, me parece que también es bastante interesante y que podría llegar a dar mucho juego en las continuaciones.

Dante y Anthea están acompañados por una gama de personajes secundarios variopintos y con diferentes papeles dentro de la historia. Cabría destacar al hermano mayor de Anthea, llamado Román, porque cobra bastante protagonismo y su historia individual me gustó batante y también a Pez luna, un personaje misterioso del cual no os quiero decir nada para mantener un poco la intriga y no arruinaros las sorpresas que esconde. 

La historia en sí me pareció muy original porque le da una vuelta a todo el tema de las sirenas y me parece que todo lo relacionado con ellas y la trama que tira más hacia lo sobrenatural es innovadora y diferente a lo que había leído hasta el momento. A parte de esto también tiene mucha importancia el misterio, lo cual es algo a lo que no estoy acostumbrada porque no suelo leer demasiadas novelas de este género, pero creo que la intriga está muy bien mantenida a lo largo de las páginas y que los momentos de tensión y de acción relacionados con estas incógnitas cumplen su cometido. El problema que yo tuve con la historia fue que apenas se responde a las preguntas que se van planteando a lo largo de las páginas. Entiendo que se trata de una primera parte de saga y que, por ende, es introductoria, pero me hubiera gustado recibir alguna respuesta a mis numerosas preguntas para entender la historia mejor porque sí es verdad que algunas escenas se me hacían confusas por el hecho de no tener la suficiente información.

Algo que me gustaría destacar muy positivamente de esta historia es que un par de sus personajes pertenecen a minorías sobre las que, personalmente, no sabía demasiado, especialmente una de ellas, y me parece genial que se normalicen este tipo de enfermedades para que las personas que las padecen se puedan sentir identificadas y también para concienciar a los demás de que existen y de qué es lo que hay que hacer si conoces a alguien así.

Con respecto al ritmo, es muy bueno y la verdad es que El chico de la bañera se lee enseguida, y no solo por su corta extensión. Los capítulos también tienen un número de páginas que facilita mucho la lectura y los diálogos son abundantes, mezclados con sus justas descripciones tanto de los lugares en los que se encuentran los personajes como de la acción. La pluma de la autora era desconocida para mí, este es el primer libro que leo de ella, y me ha gustado bastane gracias a la frescura y al lenguaje tan juvenil que ayuda a que las páginas vuelen. Si es cierto que algunos capítulos en concreto se me atragantaron un poco y me costó avanzar por ellos, pero se compensaron bastante bien con otros que leí muy rápido y que me mantuvieron al borde de la silla. 

Para terminar con la reseña quería decir que el final es muy abierto porque, como ya he comentado es la primera parte de una saga, y deja todo preparado para las continuaciones. Los últimos capítulos son un no parar de acontecimientos y sorpresas así que me quedé bastante satisfecha tanto con el ritmo como con el camino que tomó la historia en el último tramo de esta primera parte. 

Resumiendo, El chico de la bañera es la primera parte de una saga con diferentes criaturas marinas muy interesantes que resulta un poco introductoria, pero que deja todo listo para lo que se viene. Unos protagonistas muy especiales que representan a un colectivo minoritario y que me parecieron bien construídos, dejando de lado mis problemas a la hora de conectar con ellos. Unos secundarios en los que me gustaría haber ahondado un poco más, pero que me gustaron bastante. Una trama original y bien llevada que deja muchas respuestas por responder y un ritmo ágil por lo general. Un final trepidante y abierto.